Cartas de amor jamás enviadas

14 Feb

Mi querida enamorada,

Necesitaba contarte urgéntemente sobre tí y mis sentimientos hacia tu persona. Pero cada vez que te cruzas en mi travesía perlas de sudor y violentos temblores atacan mi semblante, así que no me queda más remedio que escribirte una carta que arrojaré al aire; y esperaré en el fondo de mi corazón que encuentre un camino hasta tí y puedas leerla.

No se me da demasiado bien hablar de sensiblerías ni de esas tonterías que los enamorados se susurran dulcemente al amparo de la luna y las estrellas; sin embargo, trataré por lo menos de honrar el buen nombre del amor y despertar en tí algun sentimiento que, espero, compartamos fugazmente. Empezaré pues relatando todo aquello que me provocas.

Cada vez que te veo, siento paz en mi alma. Tu cabello bailando al compás del viento, tu sonrisa nívea reposando en tu rostro, tu suave piel cubriendo tu encantador cuerpecillo de gorrión; todas esas cosas en delicada sintonía me llenan de un placer espiritual cálido y sencillo. Y tus ojos. Tus ojillos de sol y luna, brillando con luz propia bajo una eterna alborada, cuya simple presencia basta para espantar las dudas e infundir valor. No hay oscuridad lo bastante densa ni maldad lo suficientemente pérfida para resistir una sola de tus miradas. Cuando siento que la llama de mi voluntad está por apagarse, pienso en tu iris y su recuerdo aviva toda mi fuerza y mis ganas de vivir.

Cada vez que te escucho, me regocijo en mis adentros. Las esperanzas de mi ser se alimentan de tus palabras, siempre dulces, a veces crueles. Los pájaros que cantan anunciando la primavera no son más que quejidos disonantes a la vera de tu canto de sirena, que al igual que aquel de la mítica criatura seduce a los hombres y les conduce hacia su perdición. No hay sonido más hermoso ni timbre más claro sino el tuyo.

Cada vez que llega hasta mí tu olor delicioso no puedo sino caer rendido. Porque tu perfume es un mortífero veneno, que llena tu alrededor con tu presencia y amor. Huele a flores de todo tamaño y color, huele a almizcle y vainilla, huele a hierba recien cortada, y por encima de todas estas exóticas esencias, huele a la única fragancia que quiero percibir el resto de mis días: huele a tí.

Cada vez que te rozo,  mi alma se derrumba embebido en placer. Me basta un leve y efímero contacto contigo para sea feliz una tarde entera. No aspiro a más que sobrevivir para tocarte una vez más. Me es imposible conciliar el sueño en el crepúsculo sin antes evocar tu tacto, y sólo en mis sueños más afortunados puedo al fin dormir abrazado a tí. Porque más no quiero.

Con respecto a tu sabor, aun no te he probado, pero con que tan sólo sea una decima parte de tus otras cualidades, ya puedo asegurar que tus labios sabrán como la miel recién libada por abejas, o aun más como un tierno y exquisito bollito recién hecho.

Muchos me dicen que te idealizo, y otros tantos me llaman loco por quererte; pero puedo asegurarte y así lo hago que amarte es la única cosa de la que jamás me lamentaré. No quiero que con esta carta sientas pesadumbre o obligación alguna hacia mi persona. Mi deseo es que seas dichosa, y yo me contentaré con ello. Hace ya mucho que renuncie a mi propia felicidad, y no tengo el derecho de exigirte a caer conmigo. Por favor, vive feliz. Y, aunque solo sea en el fondo de tu subconsciente, no me olvides.

 

Adios por siempre,

tu amor.

Anuncios

2 comentarios to “Cartas de amor jamás enviadas”

  1. jaime13lzq febrero 14, 2012 a 9:00 pm #

    Carta romántica especial San Valentín.

    Ugh… Demasiado… cursi…
    No se me da nada bien escribir sobre el amor. Debería olvidarme de este tema y volver a la filosofía.

    • elenamolina febrero 16, 2012 a 5:29 am #

      Muy bonita y emotiva.
      Me ha gustado mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: