Polybius – Parte 7

23 May

El salón de arcade estaba rodeado de un aura brillante y mágica de carteles de neón, que atraían las curiosas miradas de los más jóvenes y les invitaba a pasar a conocer sus misterios. El encanto de la nueva era tecnológica encerrado en las pantallas luminosas y los ruidosos pinball.

Me dispuse a entrar, pero un gigante de dos metros que en ese momento salía colisionó conmigo. Mi maletín cayó al suelo y se abrió con estrépito. De su interior salieron despedidas algunas monedas que se desparramaron por el suelo.

-Disculpe -le dije mientras recogía la calderilla y me la metía en la gabardina- No le había visto.

El gigante no respondió. Vestía un discreto traje negro a juego con una corbata del mismo color y unas gafas oscuras. Tras dirigirme una mirada fulminante (o eso me pareció adivinar tras sus gafas) se dirigió a una furgoneta, curiosamente también de color negro, aparcada a la sombra de los recreativos Astrocade. No le hubiera dado mayor importancia de no ser por las letras plateadas del vehículo. Formaban la palabra Sinneslöschen.

Quise acercarme al hombre de negro para preguntarle acerca de ello, pero el coloso ya había desaparecido en el interior de la furgoneta y arrancado. Tras recuperarme de la impresión, entré en el arcade.

Dentro, varios chavales jugaban abstraídos en las máquinas. Incesantes pitidos se sucedían al ritmo de luces parpadeantes. En el fondo había sentado tras un mostrador un hombre obeso y grasiento que parecía estar al mando de todo. Me dirigí a él.

-Buenos días.

El encargado alzó una mirada pesada y exhibió un sonoro bostezo.

-Si busca la dichosa maquinita, llega tarde. Hace un minuto han venido varios de negro y se la han llevado.

-Perdone la pregunta pero, ¿cómo…?

-¡Ja! Todos vienen a por ella. ¿O acaso ha venido usted a jugar con las maquinitas?

-¿Todos?

-Ya sabe, esos hombres de negro y los técnicos de la empresa esa… la alemana.

-¿Sinneslöschen?

-¡Exacto! Usted no trabaja para ellos, ¿verdad? No hace falta que conteste.

Una vez más, surgía la palabra tabú. Mis sospechas sobre la empresa eran evidentes, pero traté de convencerme a mí mismo de que eran infundadas. Los niños podían haber escuchado el nombre de la compañía en un comercial y por una mera coincidencia había salido a flote de su consciencia durante el ataque epiléptico. Sin embargo, ¿no era mucha casualidad? ¿Hasta qué punto estaban relacionados?

-¿Qué querían?

-Hace cosa de una semana me trajeron un nuevo arcade. Dijeron que era un prototipo y querían probarlo, así que la dejaron en mis recreativos para ver qué tirada tenía; con la condición de que informaría de lo que opinaran los chavales y si pasara algo extraño.

-¿Y pasó?

-Tres niños se desmayaron enfrente de la máquina. Esa cosa tenía algo demoníaco, se lo digo yo.

-¿Tres? ¿Está seguro?

-Completamente. Un chaval de unos 15 años que vino con un amigo suyo, un crío al que esperaba su madre fuera y el pequeño Willy Vance, que suele venir cada tarde.

Asumí que se refería a Lewis y Dave en primer lugar, pero me sorprendió escuchar un nuevo nombre. Y me preocupó.

-¿Ha vuelto Willy Vance aquí desde el incidente?

El dependiente se quedó pensativo un momento antes de contestar.

-Pues ahora que lo dice…

La inquietud invadió mi cuerpo. ¿Y si Willy Vance también estaba enfermo? ¿Y si se estaba debatiendo ahora mismo entre la vida y la muerte? ¿Era ya demasiado… tarde? A mi mente acudió de inmediato la morbosa imagen del inerte cuerpecillo de Dave sobre un charco de sangre.

-¡¿Dónde vive Willy?!

-SE 4th Avenue, portal 6. ¿Le ocurre algo al pequeño Willy?

-¡No hay tiempo para explicaciones!

-Le creo. Tiene usted escrita en la mirada la determinación de un buen hombre. Pero vuelva cuando pueda y explíqueme de qué va todo esto.

-¡Lo prometo!

Y salí corriendo del local a trompicones, con el corazón en un puño y esperándome lo peor.

Anuncios

2 comentarios to “Polybius – Parte 7”

  1. jaime13lzq mayo 23, 2012 a 6:47 pm #

    ¿Qué? ¿Estoy soñando? ¡¿Nuevo post en la Pluma del escritor?!
    No lectores, sigo aquí.
    Debido a obligaciones personales he tenido que dejar de publicar por un tiempo.
    ¡Pero vuelvo con más ganas que nunca! (hasta los exámenes)

  2. yolanda mayo 31, 2012 a 2:28 pm #

    Me alegra saber que vuelves a escribir, espero que sigas sorprendiendonos !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: