¿En qué se basa la ética para juzgar las religiones?

8 Oct

Tesis

En la razón. La ética analiza profundamente las motivaciones detrás de una religión, como por ejemplo el cristianismo, junto con sus consecuencias; para después declarar a sangre fría si dicha religión es buena o mala.

 

Argumento

Si las consecuencias de A son malas, A es malo. Simple, ¿verdad? Ojalá el resto lo fuera. Este no es el único factor a ser analizado por la ética para juzgar.

Una cosa a tener en cuenta: el fin NO justifica los medios, por mucho que diga Maquiavelo. Es necesario tener en cuenta también el camino, la senda recorrida para llegar al objetivo deseado. Los siento, no importa cuánto desees que gane tu equipo de baloncesto, ni que si ganáis vayáis a donar el premio a una ONG, no es ético asesinar al mejor jugador del equipo contrario para ello. ¿Por qué razón? Porque matar es malo. Si te matan mueres, c’est fini (con la posible excepción del protagonista de una novela que ha conseguido una inesperada secuela).

También hay que distinguir entre el motivo y las consecuencias. Las consecuencias deben supeditarse al motivo, supuestamente (la intención es lo que cuenta, ¿no?). A lo mejor ese móvil que le regalaste a tu amigo con toda buena intención termina provocándole un cáncer mortal por las radiaciones gamma que emite. Alguien tiene que mantener a los cazadores de mitos trabajando. Para una reflexión más profunda sobre este tema, tan largo y divertido, prueba con mi ensayo “Sobre la suerte moral”, disponible en mi blog (https://plumacreativa.wordpress.com/2012/02/06/sobre-la-suerte-moral/; no, no tiene que ver con los Myth Busters).

La razón es necesaria para diferenciar los aspectos de una misma cosa, y solo cuando todos y cada uno de ellos son éticos podemos llamar a algo bueno. Y no con mucha convicción…

 

Ejemplo

Veamos el ejemplo del cristianismo, paso por paso.

¿Son sus motivos buenos? Sí, o eso quiero creer. Amor al prójimo, paz, y un largo etcétera. Nunca he visto  a un cristiano predicando el mal como objetivo. Otra cosa es la disonancia declaración-acción. Aunque cada uno interpreta el cristianismo como quiere. Y muchos se inventan una incitación a lo considerado malo. Hmmm…

¿Son sus consecuencias buenas? Puede, según consideremos las restricciones culturales que impone, el lastre al desarrollo que conlleva, blablablá. Vale, quizás no tan buenas.

¿Son sus medios adecuados? Depende del creyente. De su fe y su ceguera ante la verdad, que queda eclipsada por el dogma. Nada creado para controlar a estúpidos puede ser inteligente. Bueno o malo, a decisión del lector…

 

Contraargumento

¿Pero qué pasa si preguntamos a un pobre transeúnte escogido al azar si una religión es buena o mala? En el caso de que sea hablador (y no nos culpe mucho por robarle su valioso tiempo) nos dirá que sí o qué no. ¿Y si le preguntamos además, exponiéndonos a su ira, por qué es o no es buena? Pues quelas cosas dejan de ser sencillas. Responderá probablemente con una tautología, o una afirmación dogmática. No es su culpa, está intentando expresar con palabras algo imposible de razonar. Eso es amigos, es un sentimiento. Las distinciones que hace el individuo entre bien y mal en la sociedad actual se basan puramente en emociones, muchas veces expresadas subconscientemente a través de una voz social interior que acepta las convenciones impuestas por el colectivo. Porque el ser humano necesita sentirse integrado.

Desde el frío pensamiento analítico, cualquier punto de vista es justificable: no en vano existe una amplia multiplicidad de paradigmas. De hecho, hay tantas morales como seres conscientes. Nada es absolutamente bueno o malo. Hay matices que varían de persona a persona. Por tanto, la razón no es una herramienta útil a la ética más allá que para distinguir los distintos aspectos de una misma cosa, ya que puede probar puntos de vista contrarios y, por analogía al principio de explosión, demostrar cualquier cosa.

Anuncios

3 comentarios to “¿En qué se basa la ética para juzgar las religiones?”

  1. jaime13lzq octubre 8, 2012 a 7:56 pm #

    Nuevo trabajo de epistemología.
    Me pedían que demostrara una idea para refutarla a continuación, y no pude resistirme a añadir un toque de humor personal (y propaganda para el blog).

    Próximamente en la pluma del escritor: Polybius returns…

    • Mateo M" Vicent Fanconi febrero 12, 2015 a 6:48 pm #

      Lo que no acabo de entender es la validez del bien relativo a uno mismo. O mejor dicho, ¿Qué mas da el bien relativo a uno mismo?

      • jsevillamol febrero 13, 2015 a 5:36 pm #

        ¡El bien relativo lo es todo!
        Asegurémonos de que hablamos de una misma cosa.
        Por bien relativo yo me refiero a las metas que cada ser humano quiere alcanzar.
        Estás metas, arguyo, las definen nuestras vocaciones, que son dominio de las emociones.
        Por ponerme formal, el valor de utilidad que asociamos a cada situación depende en último lugar de un capricho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: